CCOO denuncia el cierre de la venta de billetes en más de 350 estaciones de tren de la España vaciada

  • El sector ferroviario de FSC-CCOO se opone frontalmente y pide explicaciones a las empresas Adif y Renfe sobre esta medida, que se enmarca dentro de la política de desmantelamiento del ferrocarril convencional.

03/01/2020.
Renfe

Renfe

El abandono del servicio de venta presencial de billetes afecta a más de 350 estaciones distribuidas por todo el territorio nacional, se ceba especialmente con la llamada España vaciada y puede afectar a varios millones de usuarios que utilizan este servicio anualmente. En muchas de estas estaciones se ha dejado de vender billetes e informar a los usuarios desde el pasado 1 de enero, a pesar de que en ellas existe personal de circulación de Adif. Tampoco se ha comunicado esta medida a los comités de empresa, a pesar de estar en plena negociación de los gráficos del personal de circulación, en la que se están planteando múltiples recortes de puestos de trabajo. El siguiente paso será cerrar totalmente estas estaciones, que quedarán sin ningún personal.

La venta e información presencial en las estaciones se debe mantener porque así lo demandan los ciudadanos que quieren utilizar este servicio público. En opinión de CCOO, no puede ser sustituido ni por las máquinas de autoventa -que son poco operativas, sufren múltiples averías, no cuentan con el adecuado mantenimiento y no admiten todas las tarifas-, ni por la venta online, que no es adecuada para el tipo de personas que utilizan estos servicios.

Esta medida es una vuelta de tuerca más en el camino emprendido hace tiempo de apostar únicamente por el AVE y abandonar las líneas de ferrocarril convencionales, con escasas inversiones para su modernización y mejora, con falta de mantenimiento de la infraestructura, con trenes obsoletos y mal mantenidos, y con pocos y malos servicios y peores horarios.

La falta de personal en las empresas ferroviarias es alarmante. Se han reducido las plantillas en los últimos 30 años en dos tercios, lo que está afectando al mantenimiento de la infraestructura ferroviaria y de los vehículos, a la regulación del tráfico ferroviario, así como a la información y venta presencial de billetes. La falta de interventores hace que cada año estén circulando más del 10% de los servicios ferroviarios en toda España sin personal a bordo y la falta de maquinistas hace que diariamente muchos trenes se estén suprimiendo y sustituyendo por traslados en autobús. Es una situación caótica que podría afectar negativamente a la seguridad ferroviaria, si es que no lo está haciendo ya. Es necesario el aumento y rejuvenecimiento de las plantillas de las empresas ferroviarias Adif y Renfe mediante Ofertas Públicas de Empleo con tasas de reposición muy por encima del 100%.

Desde las distintas administraciones públicas debe apostarse por el ferrocarril convencional, que debe ser considerado un servicio público para garantizar la movilidad de las personas, destacando su rentabilidad social como elemento vertebrador del territorio por su accesibilidad, su baja siniestralidad y sus ventajas ecológicas evidentes y ampliamente reconocidas. Es necesario dejar de hacer ‘la política de la banca’, que significa en la práctica el abandono de los pueblos, a los que se deja sin ningún tipo de servicio, pero desgraciadamente esta es una medida más que va en el sentido contrario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.