La Fiscalía denuncia a siete responsables de Metro de Madrid por el grave problema del amianto

  • Los términos de la denuncia son contundentes y demoledores: “desprotección absoluta” y desprecio “intolerable” por la seguridad de las y los trabajadores.

15/08/2019.
Concentración Contra Amianto

Concentración Contra Amianto

Hace unos días, la Sección de Siniestralidad Laboral de la Fiscalía Provincial de Madrid interpuso la anunciada denuncia contra siete Responsables de Metro, en relación con las graves consecuencias del trabajo, durante años, con amianto en Metro de Madrid.

Los términos en que se expresa la denuncia son contundentes y demoledores al calificar la conducta de estos responsables y de Metro de Madrid, cuando han expuesto a muchos trabajadores a un riesgo cierto al trabajar con amianto, con una “desprotección absoluta” y con un desprecio “intolerable” a nuestra seguridad, y sin las más elementales normas de seguridad y salud.

Para CCOO, los términos en los que se pronuncia la Fiscalía no son nuevos ni ajenos, puesto que son los mismos que la organización sindical viene empleando desde hace casi dos años en cada ocasión que hemos tenido de expresarnos, de denunciar esos hechos, por lo que agradecemos enormemente que otras voces coincidan en el mismo relato.

CCOO se unirá a esta denuncia tan esperada de la Fiscalía personándose como acusación y buscará que se depuren las responsabilidades también políticas. Desde CCOO se tiene la convicción de que las “responsabilidades” de tantos años de “desprecio”, no se acaban con estos siete denunciados, directamente vinculados con la prevención y la salud laboral, puesto que su conducta ha estado en consonancia con la “política de empresa” aplicada por cada equipo de Dirección que la Comunidad de Madrid ha designado en cada momento para gestionar Metro de Madrid.

Tampoco cabe duda de que esto no habría sucedido si no se hubiese aplicado una política de “apartar lo más posible” a la Representación de los Trabajadores y Trabajadoras de la discusión de los problemas, si no se hubiese aplicado de forma sistemática el vaciado de contenido de órganos de participación y vigilancia, tan importantes como el Comité de Seguridad y Salud. Y esta es una práctica que aún continúa y que en lugar de corregir la Dirección de Metro la mantiene, con una mal entendida defensa corporativa, como podemos comprobar cuando recurre, aún incluso, el recargo de prestaciones reconocido por la Inspección de Trabajo a las viudas de los compañeros fallecidos.

La Fiscalía contempla “al menos” 907 trabajadores en servicio activo que han estado expuestos al riesgo, además de los dos compañeros fallecidos y los otros dos con enfermedad profesional reconocida, pero sin duda alguna hay muchos más entre los que se cuentan quienes ya no están en activo, porque se hayan jubilado y también hay que vigilarles la salud, las personas que ya no están en la plantilla de Metro de Madrid pero estuvieron expuestos al riesgo y por último sumar las personas fallecidas que estuvieron expuestas o manipulando amianto, caso en los que habría que determinar, en la medida de lo posible, si pudo ser la causa del fallecimiento.

Igualmente, CCOO continúa insistiendo en la vital importancia de que se pueda conocer “toda” la plantilla que ha podido estar expuesta para poder establecer un plan fiable de vigilancia precoz de su estado de salud, y con las pruebas diagnósticas pertinentes, fundamentales para la salud.

Además, están pendientes y por ello se han realizado muchas movilizaciones, los incumplimientos de las 4 actas de infracción y los más de 30 requerimientos emitidos por la Inspección de Trabajo, que demuestran claramente la exposición y manipulación al amianto que durante muchos años han estado gran parte de los empleados de Metro, actas están paralizadas por la máxima Autoridad Laboral de los Inspectores de Trabajo, la Dirección General de Empleo de la Comunidad de Madrid.

Desde CCOO, hemos mandado un escrito al organismo de la Autoridad Laboral de la Comunidad de Madrid, preguntando que si después de tanto tiempo harían algo al respecto y la contestación fue, que están a la espera de que la Fiscalía se pronuncie, esperemos que una vez esto suceda se ejecuten esas actas de infracción con la correspondiente sanción económica de cada una de ellas puesto que los daños que podamos acreditar debidos a la inacción de la Autoridad Laboral, también los exigiremos en el momento que corresponda.

CCOO seguiremos trabajando y dispuestos a negociar una solución definitiva a este grave problema, exigiendo que se depuren responsabilidades y que se resarza a todas las víctimas, los y las compañeras que han estado manipulando y expuestos a este elemento cancerígeno, así como sus familiares por estas graves imprudencias y lesiones contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras de Metro de Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.