Otro error de bulto

  • En Adif, los fracasos de gestión se multiplican, lo último ha sido la elección como Director General de Personal de un exmilitar relacionado con el fallido golpe de estado del 23 de febrero de 1981.
  • CCOO espera que en próximas ocasiones se hagan mejores elecciones entre gente preparada, profesional y que conoce la empresa como la palma de su mano.

07/09/2018.
Otro error de bulto en Adif

Otro error de bulto en Adif

Un patinazo más, y ya son muchos, en la gestión/planificación de la estructura de Adif, desde el nombramiento de Luis Carlos de la Peña, en Recursos Humanos no hemos levantado cabeza. Hoy nos encontramos con un nuevo escándalo que afecta a la dirección de esta empresa pública: El recientemente nombrado Director General de Personal de Adif ha dimitido (o lo han dimitido) ante la salida a la luz pública de su relación con el golpe de estado del 23 de febrero de 1981.

En esta empresa no dejamos de sorprendernos con tantos desaguisados que no son más que el resultado de ofrecer los cargos directivos de Adif y Adif AV como premios a paracaidistas que aterrizan en esta casa por razones espurias, pero con un gran desconocimiento de la gestión y la problemática de estas empresas.

CCOO no se cansará de decir en todos los foros donde se nos de participación que nuestras empresas cuentan con magnificas y magníficos profesionales conocedores de la idiosincrasia y del funcionamiento de las mismas. Personas perfectamente capaces de gestionar el funcionamiento de las empresas y con el conocimiento que les da una larga carrera en estas entidades.

Está claro que la elección de esta persona, sin comprobar su experiencia profesional y personal, supone un error de bulto, pero esperamos que se haya tomado buena nota de este error y, a partir de ahora, se mire hacia el interior de las empresas para que en la próxima ocasión se hagan mejores elecciones entre gente preparada, profesional y que conoce la empresa como la palma de su mano.

Las trabajadoras y trabajadores de Adif y Adif AV no necesitan grandes nombres en los puestos de alta dirección de las empresas, lo que demandan son directivos que resuelvan sus problemas del día a día:

  • Creación de empleo neto que permita la internalización de cargas de trabajo.
  • Recuperación del poder adquisitivo y abono del incremento salarial acordado para el año 2018, sin olvidar la masa adicional contemplada en la Ley de Presupuestos.
  • Reducción de la jornada en el horizonte de las 35 horas semanales.
  • Dotación económica adicional para acometer la Ordenación Profesional.
  • Jubilación Parcial en la modalidad 75/25.
  • Movilidad geográfica y funcional (desde Técnicos hasta personal operativo).
  • Desarrollo y negociación de todos los temas pendientes del actual convenio colectivo.
  • Incorporación a nuestra normativa laboral de todos los asuntos emanados del II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público y de Condiciones de Trabajo firmado por CCOO y UGT (complemento del 100% en caso de IT, medidas de igualdad y conciliación, la implantación de la jornada de 37,5 horas semanales, etc.)

Estos son los problemas que preocupan al personal de nuestras empresas y queremos profesionales ferroviarios al mando de la gestión, no necesitamos burócratas a los que haya que recompensar por los servicios prestados.

CCOO siempre ha mostrado su voluntad de dar un margen de confianza a la nueva dirección emanada del cambio de Gobierno, pero todo tiene un límite y la paciencia se está agotando.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.