No hay excusas, Renfe y Adif nos deben el 1,95% de incremento salarial

  • Una vez aprobados los PPGGEE de 2018, deben aplicar los incrementos salariales acordados con los sindicatos.
  • Las nuevas Presidencias de Renfe y Adif tienen ya un primer deber que cumplir con los trabajadores y trabajadoras de ambas empresas.

04/07/2018.
Nos deben el 1,95% de incremento salarial

Nos deben el 1,95% de incremento salarial

Aunque están muy lejos de ser la respuesta a las necesidades del país, una vez aprobados definitivamente los Presupuestos Generales del Estado para 2018, por el Congreso de los Diputados el pasado 28 de junio, Renfe y Adif ya no tienen excusas para negociar y aplicar de inmediato el incremento salarial pactado en el Acuerdo para la Mejora del Empleo y Condiciones de Trabajo suscrito por CCOO el pasado 9 de marzo, así como en los respectivos convenios colectivos.

Las nuevas presidencias de Renfe y de Adif, tienen por tanto el primer deber que cumplir para con las más de 27000 personas que trabajamos en ambas empresas.

Empresas y sindicatos deben poner en marcha, y desarrollar en la negociación colectiva, los temas emanados del II Acuerdo para la Mejora del Empleo y Condiciones de Trabajo y el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), alcanzado a nivel confederal por CCOO y UGT, (por ejemplo jornada) que suponen una oportunidad para recuperar lo arrebatado durante la crisis que no debemos desaprovechar, además de impulsar el desarrollo de los respectivos convenios, (normativa, estructura profesional, igualdad) hasta ahora, escaso o nulo.

Por lo tanto, la reactivación de la negociación colectiva secuestrada durante los últimos años es vital y ha de suponer la recuperación de una herramienta importante de legitimación de nuestras posiciones para el futuro de los de los derechos de los trabajadores/as de nuestras empresas.

La decisión de posponer las movilizaciones previstas por CCOO, desde julio a septiembre, no son un cheque en blanco para el gobierno y las nuevas direcciones de ambas empresas, pues son muchos los asuntos y retos que ineludiblemente hay que abordar.

Afrontar los retos del sector ante la culminación de la liberalización-privatización, mejorar los salarios, el nivel de empleo y la reconquista de derechos arrebatos durante la crisis, no pueden esperar más, para lo cual el segundo semestre de 2018 es crucial.

A escasos meses para la finalización de la vigencia de los convenios, tampoco hay excusas para no intensificar las negociaciones de temas pendientes o, de constatarse la inmovilidad de las posiciones de la empresa, tomar decisiones de la forma más unitaria posible, bien con denuncia del convenio y la apertura inmediata de nuevas negociaciones o bien iniciando medidas de presión, que hagan más fluida y fructíferas las negociaciones.

Será fundamental junto con estos ejes transversales de negociación, afrontar materias concretas como la renegociación de planes de desvinculaciones o modalidades de las jubilaciones parciales, sin descartar otras fórmulas, eliminación y/o modificación de normas de movilidad y de ingreso supeditadas a un mayor volumen de empleo que no se ha generado, y modernizar y modificar una estructura profesional que no ha dado respuesta ni a Renfe ni a Adif ni a las personas trabajadoras de ambas empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.